¿𝐐𝐮𝐞́ 𝐞𝐬 𝐬𝐞𝐫 𝐮𝐧 𝐛𝐮𝐫𝐠𝐮𝐞́𝐬?

Anuncios

Ser un burgués originalmente representaba al dueño de los medios de producción que acumulaba riquezas, que era quien vivía en los Burgos. Pero hoy, evidentemente significa, desposeer la reflexión. No pensar, ser superficialmente en potencia un estulto. No importa ya la condición económica. La pobreza en estas condiciones es la de la mala intención, del trato, y de la falta de agudeza. De la falta de esfuerzo, de la ausencia de toda profundidad producto de un aparente estatus de sabiduría: imaginario siempre.

Anuncios

Así, frente a un texto rico, maravilloso de, por ejemplo, Aristóteles (Ética nicomaquea para el caso) el que alguien empiece a ningunearlo y/o ignorarlo solo porque él consideraba a la mujer un animal racional incompleto, es un claro signo burgués.

Anuncios

¿Hay acaso en esa forma de anti-intelectuslismo deportivo una peor presentación de superficialidad? La respuesta es no, porque descontextualiza la historia y pierde toda noción y sentido común donde es lógico que mi época no fue su época.

Anuncios

El burgués no tan despersonaliza las ideas, la belleza y desestima la buena intención, sino que además se vale de feismos para reinvidicar sus agendas. Es un inmoral ante todo.

Lastimosamente a esta burguesía la tenemos muy presente hoy en la corrección política. Por algo, hace poco menos de medio año retiraron la estatua de David Hume en Edimburgo por racista. A este paso dicha burguesía tendrá que arrancar de los cimientos todo símbolo e ícono que haya aportado con algo.

Esta connotación del burgués, se hace popular con el fervor de la agitada preocupación intelectual en un siglo XX topado de caos, confusión, y eregido por malos hombres situados en el poder.

Anuncios

De la dietética nihilista, confundida siempre, vemos en su menú dos novelas cumbres (Lobo Estepario y Demián) de Herman Hesse, donde él, con mucho júbilo piensa y describe muy bien a ese burgués:

Anuncios

«Ah, es difícil encontrar esa huella de Dios en medio de esta vida que llevamos, en medio de este siglo tan contestadizo –tan burgués– tan falto de espiritualidad, a la vista de estas arquitecturas, de estos negocios, de esta política, de estos hombres! ¿Cómo no había yo de ser un lobo estepario y un pobre anacoreta en medio de un mundo, ninguno de cuyos fines comparto, ninguno de cuyos placeres me llama la atención? No puedo aguantar mucho tiempo ni en un teatro ni en un cine, apenas puedo leer un periódico, rara vez un libro moderno; no puedo comprender qué clase de placer y de alegría buscan los hombres en los hoteles y en los ferrocarriles totalmente llenos, en los cafés repletos de gente oyendo una música fastidiosa y pesada; en los bares y varietés de las elegantes ciudades lujosas, en las exposiciones universales, en las carreras, en las conferencias para los necesitados de ilustración, en los grandes lugares de deportes; no puedo entender ni compartir todos estos placeres, que a mí me serían desde luego asequibles y por los que tantos millares de personas se afanan y se agitan. Y lo que, por el contrario, me sucede a mí en las raras horas de placer, lo que para mí es delicia, suceso, elevación y éxtasis, eso no lo conoce, ni lo ama, ni lo busca el mundo más que si acaso en las novelas; en la vida, lo considera una locura. Y en efecto, si el mundo tiene razón, si esta música de los cafés, estas diversiones en masa, estos hombres americanos contentos con tan poco tienen razón, entonces soy yo el que no la tiene, entonces es verdad que estoy loco, entonces soy efectivamente el lobo estepario que tantas veces me he llamado, la bestia descarriada en un mundo que le es extraño e incomprensible, que ya no encuentra ni su hogar, ni su ambiente, ni su alimento» (𝐇𝐞𝐬𝐬𝐞, 𝐋𝐨𝐛𝐨 𝐄𝐬𝐭𝐞𝐩𝐚𝐫𝐢𝐨, 𝐩𝐚́𝐠 𝟒𝟔-𝟒𝟕, 𝐭𝐫𝐚𝐝 𝐀𝐥𝐜𝐨𝐬𝐞𝐫, 𝐞𝐝𝐢𝐭 𝐀𝐥𝐢𝐚𝐧𝐳𝐚 𝟐𝟎𝟎𝟎)

Anuncios

El lobo estepario, figura masturbatoria y feladora de los antisociales que no le encuentran ningún sentido a la vida, es en realidad un síntoma. Un síntoma de una sociedad burguesa. Hesse no es nihilista, se lo han apropiado las chusmas mencionadas. Y con razón, su mensaje es crucial y ellos encuentran calma y confort en un conformismo vacío donde la vida carece de todo sentido. Conformismo que paradójicamente también resulta burgués, porque no piensa. Es supinamente superficial, como el nihilismo mismo.

Anuncios

El tener familiares cuyos máximos umbrales de reflexión y meditación consisten en subir estados en redes sociales posters, o frases cuyo autor no varía entre Coelho, Tolle y Walter Riso ilustradas con una imagen de Piolín, es otro ejemplo de dicha burguesía imperante reflejada en la cultura, pero estos ejemplos donde conocidos se esmeran en actualizar sus momentos posando su comida en Instagram, siguen en complexión con el hombre-masa. Son la masa. Fuera de la masa tenemos a los aparentemente deconstruidos (izquierda) o reaccionarios (derecha), que acusan a Sócrates y a Platón de socialistas (Huerta de Soto lo hizo en una conferencia), o que se niegan a leer a Aristóteles porque están deconstruidos. Solo son burgueses que no representan a los trabajadores ni mucho menos alguna mínima causa justa porque son incapaces de salir de prejuicios simples. Sus razonamientos primarios no han evolucionado aún.

Anuncios

El burgués, que en el pasado por tener una posición privilegiada miró con desdén a quienes aprendían a leer y estaban alfabetizándose, ahora es ese que lo sigue mirando todo, desde una superficialidad poderosa. Abismal, rotunda. El anti-conocimiento, el que cree tener la razón siempre sin inferir nunca, al igual que el que por estar dotado de recursos, y cosas materiales se cree mas o mejor que los otros.

𝑷𝒐𝒓 𝑺𝒖𝒔𝒂𝒏 𝑮𝒂𝒃𝒓𝒊𝒆𝒍𝒂 𝑭𝒍𝒐𝒓𝒆𝒔
__________________

𝐼𝑙𝑢𝑠𝑡𝑟𝑎𝑐𝑖𝑜́𝑛: 𝐿𝑜𝑏𝑜 𝑒𝑠𝑡𝑒𝑝𝑎𝑟𝑖𝑜 𝑝𝑜𝑟 𝐼𝑔𝑛𝑎𝑐𝑖𝑜 𝑆𝑒𝑟𝑟𝑎𝑛𝑜 (2013)

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s